Flor del Cafe masatepe

Instituto de Capacitacion e Investigacion en Desarrollo Rural Intergral


Deja un comentario

INSTALACION DE UN HUERTO ESCOLAR BIOINTENSIVO ORGANICO

La herramienta basica es la pala comun.

Medimos una cama de 120 m de ancho y de 6 m de largo.

En un lado de la cama, por 1m de largo, sacamos la tierra a una profundidad de 30 cm y flojamos la tierra hasta una profundidad de 60 cm.

En los siguientes 30 centímetros de la cama se excava otra zanja, la tierra que se saque de ella se usa para tapar la anterior. Se repiten los pasos anteriores hasta terminar la cama.

Aplicamos abono organico a la cama floja.

Medimos la distancia para sembrar los cultivos.

Sembramos una variedad de cultivos.

Anuncios


Deja un comentario

NUEVO SISTEMA USANDO LA DINAMICA DE LA NATURALEZA

La Organisacion ADECA y Natuefund de Alemania nos invitaron a un seminario en la región del bosque tropico seco. Como orador fue invitado Walter Yana ECOTOP, un agricultor de la selva tropical boliviana con 15 años de experiencia en la aplicación de sistemas agroforestales sucesionales (SAFS). Él explicó el principio en el jardín botánico de ADECA. 30 familias agricultoras fueron invitados al seminario.

Walter nos divido en tres y nos preguntó tres preguntas

¿Qué producimos?
¿Qué problemas tenemos?
¿Como estamo solucionando estos problemas?

Pues bien, en la región de los trópicos secos, los agricultores producen arroz, frijoles, yucca, sorgo, maíz. Sus problemas son la sequía, los suelos agotados, la escasez de semillas, aumento de plagas y enfermedades, el cambio climático y el monocultivo. Las soluciones son el riego, la fertilización por abonos químicos u orgánicos, insecticidas ya sean sinteticos o naturales.

Manejo de cultivos en Bolivia

Tambien en Bolivia se cultiva el arroz, frijoles, yuca, sorgo y el maíz, pero también coca. Los agricultores nicaragüenses se rian entre dientes. „Oh“ dijeron, „no es de extrañar que están haciendo bien cuando venden cocaína…“ „No, dice Walter, con la cocaína no tiene nada que hacer y tampoco hay nada ilegal. ¿De qué se trata, él nos dirá cuando comencamos a dormir en las sillas. Tan pronto no nos cance, porque caminamos por el jardín a un pequeño modelo que ha construido para nosotros desde la tierra y las ramas. Muestra la repoblación de suelos agotados por la dinamica de la naturaleza.

Succecion de sistemas naturales

En primer lugar, se establecen plantas pioneras como pastos y hierbas. Al mismo tiempo retoñan los semillas de árboles. Cuando se seca una parte del herbaje forma humus y permitir que los árboles expanden sus raíces. Los árboles pierden sus hojas y, a su vez proporcionan alimento para otras plantas. Es un ciclo metabolico en sí, en el que cada elemento juega un papel importante, aunque no es visible en la primera vista. De esta manera, se forma de una gruesa capa de tierra fertil y nace el ecosistemas más productivo del mundo: un bosque.

Sukzession
Walter Yana explicó la sucesión natural. Foto: ADECA

Los agricultores en Bolivia utilizan este principio para aumentar la fertilidad del suelo y para mantener una agricultura dinámica. En una parcela, se obtenen plantas en todas las capas de estratos diferentes que incrementan la biomasa a travéz de la poda. Inmediatamente después de la siebra de cultivos como el maíz, frijol, arroz, todas juntas en cultivos mixtos, las ramas de los árboles altos y de nivel medio se cortan para proporcionar la luz suficiente para las semillas.

Las hojas cortadas se extendió en el suelo, es lenta pero constantemente forma la capa de humus. Por construcción y conservación de la diversidad vegetal, el sistema es resistente a las enfermedades y plagas, por lo que los agricultores no usan los pesticidas. Así al fina gana el bosque y el pueblo.

Cultura de la siembra

Eso suena muy interesante y emocionante para todos. pero ahora queremos saber qué pasa con la hoja de coca. Walter nos dice que es un cultivo antiguo de los campesinos indígenas de Bolivia, que es masticada en la mandíbula. Usted puede masticar para despertar y el hambre desaparese.

En Bolivia, antes de sembrar hoja de coca se ofrece vino a los dioses. Un agricultor plantea la cuestión de los dioses, porque el sabía que sólo hay uno y es Jesucristo. Walter declara que la Madre Tierra, la Pachamama esta adorada por los bolivianos y a si tomamos de ella, y tambien regresamos a ella en forma de algo.

Parcela de ejemplo en el jardín botanico

Al día siguiente nos permiten crear nuestra propia parcela en el Jardín Botánico de ADECA. Sembramos una variedad de semillas: maíz, frijol, yuca, árboles forestales, arbustos y frutales. Los árboles de los alrededores fueron desramificado y difundiendo sus hojas en el suelo. „Ah, somos buenos para destruir“, Henry bromeó con los agricultores, „en construir tenemos que practicar más.“ Los agricultores de los alrededores se rien.

siembra 
Las mediciones de la parcela. FOTO: ADECA

Cual es la idea de sembrar tantas semillas?

Es para hacer uso de todo el suelo y cubrirlo aprovechando los estratos para preservar la dinámica natural del bosque y producir al máximo de biomasa, y que esta sea devuelta al suelo más rápido por la poda y de esta forma obtener humus de lenta descomposición fertilizando naturalmente el sistema, y todo ello sin pesticidas ni fertilizantes de sintesis quimica.

El principio se puede aplicar en cuaquier punto de la tierra de clima tropical. Sin embargo, requiere una adaptación al ecosistema local y tambien se necesita una cierta sensibilidad y una atención constante para mantenerlo en balance.

Aprender de la naturaleza

La naturaleza es el mejor profesor del mundo, pero parece que hemos olvidado entender su lenguaje. Walter nos dijo, todas las señales están ahí las enfermedades, el crecimiento demasiado rápido o demasiado lento, las plagas, son signos de la naturaleza, que podemos interpretar para adaptar nuestras medidas de cuidado.

Vamos a probar el principio en nuestras parcelas diferentes y nos dejamos guiar por la dinámica de la naturaleza.


Deja un comentario

HUERTOS BIOINTENSIVOS ORGANICOS

Olvidar como excavar la tierra y cuidar el suelo es olvidarnos de nosotros mismos

Gandhi

Ante la contaminante producción convencional de alimentos surgen nuevos modelos de producción ecológica, entre ellos los modelos de huertos en miniatura llamados también huertos Biointensivos, este es un método que logra potencializar la producción en pequeñas áreas de terrenos.

Se trata de una tecnología que motiva a los estudiantes para conocer de manera práctica el proceso de los huertos escolares biointensivos aprovechando cualquier condición del terreno sea esta buena o mala.

Iniciando la década de los 70 John Jeavons se hizo una pregunta: ¿Cuál es la superficie mínima de suelo en la que un hombre puede obtener todo lo necesario para su subsistencia?
Para obtener la respuesta inicio una serie de trabajos y experimentos basados en el Método Biodinámico Intensivo de Rudolph Steiner, a 31 años de distancia, los resultados han sido publicados en una treintena de folletos y varios libros que han sido traducidos al Francés, Árabe, Ruso, Alemán y Español y el ahora conocido como Método Biointensivo de Cultivo se usa en 130 países, México, Ecuador, Perú y Nicaragua entre ellos.
Este adelanto es muy oportuno para miles de pequeñas comunidades rurales de países en vías de desarrollo que requieren producir sus propios alimentos, básicamente para alimentar a las familias y encaminarse hacia la autosuficiencia alimentaria. El método Biointensivo de Cultivo, permite producir más alimentos en menos espacio por medios naturales.

Sin embargo la mayor ventaja del Método no es su alta productividad en poco espacio o el ahorro de insumos, su mayor beneficio es que reconstruye el suelo 60 veces más rápido que la naturaleza.
En efecto, la capa superficial del suelo es uno de los recursos naturales más valiosos y paradójicamente mas descuidados, las técnicas agrícolas usuales lo destruyen 17 veces más rápido en relación con el tiempo que la naturaleza tarda en formarlo, se estima que de continuar a ese ritmo, a la humanidad le queda suelo solo para 50 a 100 años más.
Producir alimentos sanos y suficientes y conservar los suelos cultivables, son dos retos formidables para la humanidad, sin embargo es alarmante observar que son pocos los esfuerzos serios y coordinados para lograrlo.